Los correos rechazados pueden convertirse en un gran problema si nos enfrentamos a ellos de forma recurrente. Además, pueden suponernos una fuente de problemas si no detectamos que no están llegando a sus destinatarios.

Habitualmente, cuando intentamos enviar un correo y este es rechazado, recibimos otro correo cuyo remitente es “Mailer Daemon” o “Mail Delivery Subsystem” indicando el fallo de envío del mensaje. Estos correos no tienen nada que ver con Daemon4, simplemente son informes de entrega.

A continuación, te explicamos los motivos más comunes por los que se producen los correos rechazados y cómo prevenirlo o solucionarlo.

Problemas habituales en correos rechazados

1. La cuenta de correo electrónico del destinatario no existe

Puede parecer obvio, pero muchas veces no revisamos bien la dirección, escribimos alguna letra de más (o de menos) o nos confundimos entre .com y .es.

Verifica la dirección de correo antes de enviar tu mensaje.

2. El servidor del destinatario rechaza nuestras solicitudes

En este caso, el problema está en el servidor del destinatario. Puede que su buzón de correo esté lleno o que tenga configurados protocolos de seguridad demasiado estrictos que, por alguna razón, consideren nuestro mensaje como potencialmente peligroso.

También puede ser que el destinatario tenga los reenvíos de correo mal configurados.

3. Mensaje demasiado grande

Hay que evitar enviar correos muy pesados; es decir, que lleven archivos adjuntos demasiado grandes. Esto suele ser otra causa habitual de correos rechazados, sobre todo por parte de tu proveedor de correo.

4. Mensaje vacío o sin asunto

Muchas veces, aunque nuestro mensaje no lleve ningún adjunto, no llega a la bandeja de entrada de nuestro destinatario o le llega a la bandeja de correo no deseado. Es común que esto suceda cuando nuestro mensaje no lleve asunto o no lleve nada en el cuerpo de texto. Todos los mensajes deben contener un asunto que tenga sentido y que no empiece por números y, además, llevar al menos una frase en el cuerpo de texto.

Por ejemplo, el asunto: “Pedido n.º 12345” sería válido; mientras que el asunto “12345 – Pedido” probablemente sería rechazado.

5. Mensaje marcado como spam = correos rechazados

Sin duda esta es una de las causas con las que más nos encontramos últimamente. Puede ser que el contenido de tu correo sea similar al de otros correos marcados anteriormente como spam, que tu dirección de correo en lista negra, entre otras cosas.

Últimamente recibimos muchas llamadas porque nuestros clientes intentan enviar archivos adjuntos en los correos y los servidores de correos se los rechazan. Suele tratarse de archivos como excels, .rar, o extensiones poco comunes de archivos de diseño. Esos archivos, para los antivirus de los sevidores de correo, son potenciales virus.

Y lo ideal con ese tipo de archivos es comprimirlos o mandarlos a través de enlaces de Wetransfer o Google Drive, por ejemplo.

¿Y qué fallo aparece cuándo sucede este error…?

“mailer-daemon…”

Los correos electrónicos de Mailer-daemon son informes de entrega que alertan de correos no entregados, pero no tienen nada que ver con Daemon4.

Si tienes algún problema con correos rechazados, tu proveedor de correo electrónico (que podemos ser nosotros u otra empresa) podrá ayudarte a solucionarlo.