Desde hace ya años, estamos experimentando un aumento en el número de correos indeseables que nos llegan a la bandeja de entrada. Desde spam (correos publicitarios) hasta phishing (correos maliciosos) pasando por todo tipo de estafas. Esto hace que las empresas tengan que poner filtros, cada vez más agresivos, para intentar evitarlos. Por lo que, al enviar un correo, debemos tener en cuenta una serie de consideraciones para evitar que un correo sea marcado como spam.

A continuación, vamos a enumerar unos consejos para evitar que los servidores de los receptores de nuestros correos nos marquen como correo indeseable. Es decir, para evitar que nuestros correos entren en su carpeta de spam o incluso que sean bloqueados, dependiendo del nivel de bloqueo establecido por cada empresa.

Asunto


Una de las partes más importantes de un correo es el asunto. Tenemos gran probabilidad de que nos bloqueen si enviamos un correo sin asunto. De hecho, si olvidamos escribir el asunto y damos a enviar, muchas veces nos salta un aviso preguntando si realmente queremos enviar el correo.

Lo principal que debemos evitar al elegir un asunto es:

No utilizar signos de exclamación. Por ejemplo: “Urgente!!!!!!”.

Limitar el uso de mayúsculas. Por ejemplo “URGENTEEE”.

Evitar palabras como “100% gratis”, “dinero en efectivo”, “ganar dinero”, “esto no es una estafa”, etc.

Ratio imágenes / texto


Para evitar que un correo sea marcado como spam, debemos tener mucho cuidado con el ratio de imágenes/texto que contienen nuestros correos. Una de las principales reglas que se aplican es la de bloquear los correos que solo contengan imágenes.

Una práctica que vemos mucho es la de enviar una imagen adjunta sin definir ni asunto ni escribir nada. Esto pasa porque el remitente ya conoce el motivo y está esperando solo la imagen. Estos correos es fácil que sean bloqueados. Para evitarlo, tendremos que escribir una pequeña descripción, tanto en el asunto, como en el cuerpo del mensaje.

También podría pasar que en la firma del correo tengamos varias imágenes y si además incluimos alguna imagen más, ya sea adjunta, o en el propio cuerpo del mensaje, esto puede ser interpretado por los filtros como no deseado. En estos casos sería conveniente revisar la firma.

Adjuntos


Si queremos evitar que un correo sea marcado como spam, debemos prestar especial atención a los archivos que adjuntamos. Uno de los motivos puede ser por el nombre, si escribimos puntos como separadores, por ejemplo: “Factura.21.10.2021.pdf”.

Los archivos más propensos a ser bloqueados son los que tiene extensiones .exe, .com, .pif, .bat, .scr, .tar, tar.gz, .rar, etc.

Serán bloqueados también los .pdf, en este caso por el antivirus, en los que detecte enlaces maliciosos y algunos archivos word que contengan desplegables y otras opciones ya que se consideran peligrosos.

Otros motivos


Otro motivo puede ser que, por la razón que sea, ya nos hayan marcado como remitentes no deseados, lo que hará que cualquier correo que enviemos les llegue a la bandeja de spam. La única forma de evitar esto es que el destinatario nos quite de la lista de remitentes bloqueados.

Existen otras razones por las que nos pueden bloquear un correo, pero ya son muy específicas y tendría que ser revisado en el servidor de correos el motivo exacto. Cumpliendo estas sencillas reglas, por norma general, podremos evitar que un correo sea marcado como spam.

En Daemon4 somos especialistas en velar por la seguridad de los datos de nuestros clientes. Además, contamos con un departamento de ciberseguridad para aplicar los protocolos más adecuados y seguros para nuestros clientes.

Si quieres saber más, no dudes en contactar con nosotros.